SUPERANDO LA INCERTIDUMBRE CON THE?

img_20161105_134806_processed-1

HAY CICLOS INTERMINABLES de aprendizaje-enseñanza. Aprendemos de la flor, de una estrella, del político,  de un desafío, de una piedra, de lo justo,  de una bebida caliente, de lo injusto o de la mirada de un niño que nos indica la certeza de la vida.  Son interminables estas oportunidades que nos muestra el maestro interior.  ¿Cuándo dejamos pasar estas oportunidades y, en cambio, le damos paso a la incertidumbre?

Cuando nuestra percepción se distorsiona a partir de falsas interpretaciones que hacemos de nuestra visión. Cuando vemos que somos sólo un cuerpo físico perecedero, o un título, una imagen o una idea sin espíritu. En realidad somos origen de la fuente OMNIPRESENTE de Vida, donde el tiempo y la distancia son una ilusión.

Por tanto una visión serena es el primer punto de partida para no desencadenar confusión. Si bien no es garantía total, si es AJUSTABLE continuamente para responder en la dinámica día a día  ¿quién Soy?

¿QUÉ SUCEDE SI NO ajustamos nuestra visión?

Terminamos cometiendo los errores propios de una mente indisciplinada y apresurada. Por ejemplo la ansiedad, la avaricia, el relativismo ético, la timidez, la arrogancia, la temeridad y el descontrol sensorial, entre otros. Estos tienden a manifestar dolor en el cuerpo así:

MIEDO A PERDER EL TIEMPO PRESENTE. Queriendo estar en el tiempo equivocado la  ansiedad  afecta la tiroides, genera frío o adormecimiento en las manos, fatiga crónica, indicios de fibromialgia, dolor de articulaciones, bruxismo o morder dientes de noche, tensión facial y afecta el 5 chakra. El “qué tal si” distorsiona la claridad y el logos interno.

 MIEDO A PERDER EN EL FUTURO.  Conjunto de Deseos sin corazón, genera odios y dolor en el pecho y corazón, es la avaricia  olvidando el disfrutar de lo que se tiene hoy. Afecta nuestro 4o chakra.

MIEDO A PERDER EL TIEMPO PASADO.  El relativismo ético que considera que los tiempos cambian y la ética caduca. En parte causado por el bombardeo publicitario y mediático que intenta hacer creer que las cosas no tienen un orden y unos principios. Cuando transgredimos estas leyes o sufrimos o nos damos cuenta.  Por ejemplo el principio químico del agua es H2O, el principio físico de la gravedad es  9.80665m/seg.2. No cambian por arbitrio del tiempo. Si nos lanzamos por un abismo al agua y si no sabemos nadar ni ayer ni hoy, ¿qué sucede?  Así mismo la ética tiene principios que no son relativos. Sino que Son precisos. En yoga como en otras ciencias se denominan YAMA o ética del entorno y NIYAMA o ética de lo interno. Saltarnos estos principios se traduce en dolor del plexo solar o  “boca del estómago” gastritis neurálgica, dolor lumbar o ciática. Es decir arrugamos nuestra energía volitiva en aras de la “modernidad”. La ética es a la mente lo que la geometría es a la arquitectura. Le dan forma, eficiencia, firmeza, propósito y estética.

Las leyes son voluntarias pero se vuelven obligatorias para poder vivir, amar, volar o crear.

No existen otros “terceros”, llámalos maestros si quieres, que nos obliguen a reconocer las leyes. Existe el dolor si no respetamos  la instrucción de los maestros. Por tanto no se cumplen las leyes para agradar a maestros o dioses sino a nuestra libertad interior para vivir,  crecer y conocer de qué estamos hechos.

MIEDO AL ENTORNO.  Es la otra cara de la arrogancia. Esa imagen oculta de querer “ser” perfecto y un miedo a equivocarnos y no ser aceptados. Es un “yo” defensivo pero lindando la esfera de víctima. Es el ego del  “yo no puedo”. La timidez se traduce en letargo, pérdida de la atención, del respeto a la propia dignidad,  de la memoria y desconexión del 7o. Chackra.

MIEDO AL INTERNO. Escondido en  lo estridente y lo ruidoso. La arrogancia nace en el miedo a perder una  imagen del “yo” que es ilusoria percepción sin poder y busca agredir o negar su dignidad. Genera desbalance energético del segundo chakra y está asociado a deseos distantes de la utilidad, o sea a lo disfuncional  en la salud o la familia o las relaciones. También se manifiesta como  dolores de bajo vientre (inflamación) o insensibilidad del mismo. Es el icono del “tirano del mundo” del “yo todo lo puedo” incluso pasar por el respeto al prójimo.

MIEDO AL MIEDO.  Es afrontar el miedo al miedo con más miedo. Hacer “demostraciones” de valentía sin sentido. En la temeridad no hay discernimiento. Interpreta la visión con idealismos y una cadena de “ismos” creyendo “tener la razón” causan guerras en corazones, familias, pueblos o naciones. Es el icono del “salvador del mundo”.

MIEDO A LA VOLUNTAD. LOS 5 SENTIDOS FÍSICOS nos ponen en contacto con la naturaleza, los cuatro elementos. Su distorsión afecta nuestro primer chakra. Es decir la capacidad de supervivencia, generando apego o aversión a las bondades de la madre naturaleza haciéndonos creer que no tenemos sustento, raíces, sentido de pertenencia o de pertenecer a algo. Es el descontrol de los sentidos que se puede manifestar como dolor en las piernas, nervios,  los pies, inflamación de rodillas.

El auto-control es una fuente de disciplina para no tener que caer en manos de las autoridades locales, la clínica o el caos emocional que nos lesione la salud o las ligeras decisiones.

La reflexología, el yoga, el Reiki, o la terapia holística emocional nos pueden ayudar a aliviar el dolor en los pies o las piernas, entender lo que es yama y niyama, cómo restablecer el balance energético de los chakras con reiki y a facilitar la percepción emocional para superar el dolor, la confusión y también ayudar a cerrar la brecha de la conciencia frente a un mundo de  incertidumbre con terapia Holística Emocional. Qué sucede si no se realiza con disciplina, regularidad y seriedad la práctica del yoga o el inicio de un tratamiento en  la terapia Holística Emocional. Nada. Como tampoco habrá cambios de apoyo a la incertidumbre.

En este proceso de aprender-enseñar todos aprendemos sin distingos de raza, edad, sexo, nación, éticos o no éticos es permanente y se inicia primero con  una visión serena, continua con el perdón a sí mismo y se sistematiza mediante un tratamiento oportuno.

Francisco Javier Valenzuela F. Terapeuta holístico con 17 años de experiencia, certificado I.S.E. 2005, profesor de reflexología escuela OMTAO Sorriso Brasil y profesor de Yoga Bogotá.

franjaom@yahoo.es