Función & Propósito de los Chakras

en este artículo presentaremos la información más importante de cómo funcionan los chakras.

Las antiguas escrituras mencionan 88.ooo chakras. Esto significa que escasamente hay algún área del cuerpo que no haga parte de una red sensitiva de recepción, transformación y transferencia de energías. La mayoría de estos chakras son pequeños y solo tienen un papel menor en el sistema energético del cuerpo. Solo aproximadamente 40 de los chakras secundarios pueden ser considerados significativos. Los más importantes de estos se encuentran ubicados en el bazo, la parte trasera del cuello, las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Los 7 chakras principales, los cuales están localizados a lo largo de un axis vertical en la parte frontal del cuerpo, son de tan relevancia para el funcionamiento de las más importantes y fundamentales aspectos del cuerpo humano, mente y cuerpo que hablaremos de cada uno de ellos específicamente en los próximos artículos.

Por ahora nos concentraremos en las descripciones generales de los chakras, los cuales se ubican de forma correcta en el cuerpo etéreoSon representados mediante la flor de lotus y cada pétalo representa los nadis. El número de pétalos -o nadis– varía de 4 en el chakra de la raíz hasta cerca de mil en el chakra de la coronilla. Desde la base del centro de cada chakra se conecta con un gran canal de energía, la Sushumma, la cual se encuentra ubicada en el tope de la cabeza junto con la espina.

Los chakras se encuentran en constante estado de rotación. La palabra “Chakra” en Sánscrito significa “rueda”. Es su rotación la que atrae la energía y la distribuye, dependiendo de la dirección o rotación. Los chakras rotan a la derecha o a la izquierda, dependiendo del sexo y permitiendo que las energías complementarias se unifiquen. Esto sucede puesto que los chakras que giran a la derecha en los hombres, giran a la izquierda en las mujeres y viceversa. Según las enseñanzas antiguas de la China, cada giro a la derecha es masculino (Yang), lo cual representa determinación y actividad, al igual que características negativas de agresión y fuerza. Asimismo, cada giro hacia la izquierda es femenino (Yin) y representa receptividad y disposición, así como su característica más negativa la debilidad. Las direcciones las cuales rotan los chakras varían de chakra en chakra. El chakra de la raíz masculino rota a la derecha, expresando las características de este centro en el sentido de conquista y domando material y sexualmente, mientras que el chakra de la raíz femenino rota hacia la izquierda, haciendo a las mujeres más receptivas para el estimulante y creador de vida poder de la tierra fluyendo a través del chakra de la raíz. En el segundo chakra, se invierten los papeles y es en la mujer donde rota a la derecha, indicando mayor actividad en la expresión de emociones, mientras que en el hombre gira a la izquierda, indicando tendencia a recibir pasivamente las frecuencias emocionales. Y así continua, las rotaciones se alternan, formando a los hombres y a las mujeres de una forma diferente y llevando a energías suplementarias en todos los aspectos de la vida.

Conocimiento en el giro de cada chakra juega un papel en diferentes formas de terapia. Cuando se utiliza aroma terapia por ejemplo, se desea aplicar las fragancias realizando movimientos circulares correspondientes a cada chakra, o si se trabaja con cristales, se puede seguir la dirección de cada centro en cuestión.

Cada centro energético contiene todas las vibraciones de colores, aunque una en particular es más dominante, correspondiendo a la tarea principal de cada chakra. Con el paso de la edad, los chakras se extienden y la frecuencia de sus vibraciones se incrementa. El tamaño y la vibración de los chakras determina la calidad y cantidad de energías que pueden absorber de diferentes fuentes. Estas energías que vienen del cosmos, las estrellas y la naturaleza, de todas las personas en nuestro entorno, nuestros diferentes cuerpos sutiles y todas las manifestaciones de nuestro ser.

Las dos más importantes y fundamentales formas de energía entran en el sistema humano a través del chakra de la raíz y el de la coronilla. Estos dos chakras se encuentran conectados por Sushumma, la cual en suma se encuentra conectada con los otros chakras a través de “ramas” las cuales proveen energía vital. Al mismo tiempo, Sushumma es el canal por el cual la energía llamada Kundalini surge. El poder Kundalini yace en la parte más baja de la espalda y su energía como una serpiente que va subiendo por el cuerpo a través del chakra de la raíz. Kundalini representa la energía creativa proveniente del universo, también referida como Shakti a través de escrituras de la India, la expresión femenina de Dios.

En la mayoría de las personas, el poder Kundalini florece a través de la Sushumma. Cuando se despierta esta conciencia, la energía sube por la Sushumma, activando todos los chakras. Esta activación permite que los centros energéticos se expandan y aceleren sus frecuencias. En otras palabras, Kundalini suple los chakras con vibraciones que el ser humano necesita a través de su evolución para obtener varias capacidades materiales y energéticas para integrarlas en su vida.

Mientras la energía Kundalini florece, su energía se transforma en una vibración diferente en cada uno de los chakras. La vibración es más baja en el chakra de la raíz y más elevada en el chakra de la coronilla. Las diferentes vibraciones transformadas pasan por todos los cuerpos sutiles y también el cuerpo físico y son recibidos como emociones, pensamientos y sensaciones físicas.

El grado en el cual una persona permite trabajar con estas energías depende del nivel de conciencia que haya tenido en varios aspectos de la vida representados por varios chakras, y si están siendo bloqueados por estrés o experiencias irresolutas. Entre más consciente sea una persona, más activos y abiertos serán sus chakras, y mayor energía Kundalini podrá entrar al cuerpo. Entre más ocurra esto, entre más activos se vuelvan los chakras, habrá un incremento en el nivel de conciencia de la persona.

Además de la energía Kundalini, existe otro tipo de poder el cual fluye por toda la espina del cuerpo hacia cada chakra. Es la energía de la esencia misma de la creación, la cual se encuentra omnipresente en todos los niveles de la creación. Esta energía, la cual entra por el cuerpo a través del chakra de la coronilla, es especialmente útil para disolver bloqueos en los chakras. En las escrituras antiguas de la India se le conoce como Shiva, el dios de la destrucción, para luego dar fruto a la creación divina.

Entonces, Shiva y Shakti trabajan de la mano en el desarrollo holístico del ser humano, en el cual las energías divinas entran en contacto con nuestras vidas de la misma manera que en todos los niveles del ser.

Además de Sushumma, existen otros 2 canales energéticos conocidos en Sánscrito como Ida y Pingala los cuales juegan un papel particular en el sistema energético del cuerpo humano. Las funciones de Pingala son cargar la energía del sol, la cual está llena de calor y poder. Ida, por otro lado, carga la energía tranquila y pasiva de la luna. Ida y Pingala son capaces de absorber prana directamente a través del aire y nuestra respiración, y se desintoxican con cada exhalación. Juntas con Sushumma, representan los 3 principales canales del cuerpo energético.

Los Chakras también toman vibraciones directamente del entorno. Actuando como antenas, nos conectan con lo que está pasando en el entorno, la naturaleza y en el universo. De esta forma, se pueden observar a los chakras como órganos sutiles sensibles. Nuestro cuerpo físico, equipado con todos los sentidos, funciona como vehículo ajustado a las leyes de nuestro planeta. En el mismo sentido, los chakras actúan como recibidores de energía e información que trasciende el mundo físico. Nos conectan con energías provenientes del infinito.

Los chakras también irradian energía directamente a nuestro entorno y cambian la atmósfera a nuestro alrededor. A través de los chakras, podemos enviar energías de sanación y mensajes conscientes e inconscientes que influencian personas, situaciones e inclusive la materia.

Para poder experimentar unidad y trabajar con la energía creativa, sabia, amorosa y de felicidad, los chakras deben trabajar en armonía. Conocimiento de los chakras será de gran ayuda para conocerte a ti mismo y guiarte en la realización de tu potencial inherente para vivir una vida completa con abundancia & felicidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s