La imperfección & la sanación.

img_5265blog

La pregunta es Cómo la Divinidad Universal en su  Perfección concibe la imperfección humana? Es una contradicción?

Es evidente que nuestros ojos y sentidos físicos son limitados, un perro un águila o un murciélago tienen mejores sentidos. Que  emocionalmente a veces nos “enpeliculamos”,  que mentalmente a veces nos llenamos de apariencias,  que instintivamente  deseamos superficialmente en medio de engaño para finalmente con el tiempo sucumbir en el olvido, la soledad y la desilusión. Dónde está la perfección humana?

Antes de respondernos a esta pregunta, hay 5 saberes de yama yoga. El saber ser, saber hacer, saber tener, saber contener y saber deshacer.

SABER SER. Es Ahimsa. Una manera de decir la  no-violencia. Aunque es más preciso decir Bondad. La Bondad está en todos los seres aunque la desconocemos a veces. Y ya que nuestros ojos físicos son imperfectos no es con los ojos físicos con que hay que mirarnos. La sabiduría universal o DIOS tan sólo nos VE libre de cualquier “retaliación” y no usa ojos físicos, Ella no se contradice solo ve.  Por tanto  VERNOS con ojos diferentes  es vernos así mismos con generosa bondad, es ver al observador interno donde los procesos de observación se simplifican en uno sólo, el de  la VISIÓN  Consciente.  No hay nada  que hacer, sólo ver. No hacer el perdón sino VER como el perdonar limpia la mente y el corazón de suspicacias y sospechas que nublan el poder vernos con bondad.

SABER HACER.  ES Asteya. No robar. No aparentar. Una manera más precisa es decir que es imposible robar a nadie. Sólo nos robamos a sí mismos. No es inteligente robar porque sólo nos robamos a sí mismos. Cuando suplantamos imágenes de algo que no somos ya nos estamos robando el derecho a lo perenne y perfecto con que la sabiduría universal nos ha concebido. La perfección no está en hacer con las manos sino con el corazón. Un corazón libre de defensividad lo ES cuando se siente libre para hacer.  Si sabemos hacer de corazón, no hay necesidad de robar. Robar es buscar amor en el lugar equivocado, en la actitud equivocada. La ansiedad es robarnos así mismos el tiempo generoso para realizar nuestros actos de corazón. Esto conduce a acumular tensión, pesadez, cansancio, dolor muscular, insomnio, indigestión, hipertensión, entre otros.  Y qué decir cuando nos robamos al comprar dolor, guerras, cosas que no necesitamos, películas, imágenes, prensa, noticiarios, prejuicios y visiones distorsionadas de la realidad en aras de “llegar más rápido que”, y en comprar referentes que “fabrican” lo que No somos como el yo víctima, el yo héroe,  el yo tirano  porque ninguno de estos yoes hacen de corazón. En especial no nos robemos a sí mismos la plenitud de hacer felices a nuestro prójimo, o sea a nuestro próximo, donde quiera que vamos o estemos sin mirar títulos, roles familiares, políticos, religiosos, etc.

Asteya es saber cultivar las semillas de la bondad en un ritmo que da armonía a nuestro día a día, sin comparaciones con otros ni con imágenes auto-inventadas de sí mismos. Es no robarnos así mismos la oportunidad de vernos con transparencia, sin temor de cosas que ocultar para poder mejorar, hacer y corregirnos respetuosamente unos con otros. La vergüenza se disuelve cuando aceptamos que no somos creados por sí mismos, sino que somos concebidos por la Sabiduría Universal.

SABER TENER. Satya es veracidad, sinceridad. Lo que se puede tener es la sinceridad y en la sinceridad todo lo podemos tener. Sinceridad es liberar la mente de juicios y suposiciones que conducen a prejuicios, a censuras, a críticas sin solución, a culpas sin correctivos sanadores, a condenaciones separatistas, y por último a castigos que veneran mas confusion. En últimas todo lo que conduzca a confusión no es sinceridad  y nos distrae de ver lo que realmente tenemos en el corazón. No nos alimentamos ni degustamos sólo por lo que entra  en la boca sino por las palabras sinceras que salen de nuestro corazón. Satya es nuestro sustento y sabor de vida. Una vida sin Satya es como un beso sin amor. Con satya no hace falta del beso para que haya siempre  Amor. Con satya todo viene a la perfección. En satya se disuelve toda culpa y se transforman en oportunidades para reflexionar y crecer.

SABER CONTENER. Brahmacharya. Es ahorrar energía y no desperdiciarla en pasiones sin compromiso, ni falsas imágenes, ni estereotipos o roles superficiales, ni  tratar ingenuamente  de  defender la razón sin un corazón sincero. Saber contener no es retener desde el ego y sus preocupaciones sino es saber preservar el bien para servir en conección transparente con la vida. Ya sea la salud, la pasión, los recursos materiales,  las relaciones, el conocimiento y todo lo que tenga un propósito responsable para saberlo contener. Contener es alegre  eficiencia y orden para servir. En yoga, en el trabajo o en Terapia Holística cada vez logramos con más eficiencia y menor esfuerzo pudiendo compartir en expansión a otros seres en plenitud sanando toda tristeza o abatimiento. Vale la pena contener salud   no solo desde la piel  sino desde la “buena vibración del alma” para compartir.

SABER DESHACER. Aparigraha. Es desapego. No acaparar, es deshacer lo hecho para reiniciar. Todo lo GRANDE y lo más pequeño en el universo conviene deshacerse o aceptar su deshacerse. Desde una galaxia hasta un microbio se deshacen.  El olfato no es el que nos da nuestra limitada nariz, sino la inspiración de la CERTEZA para deshacer intuyendo que podemos reconstruir. Dando todo a todos recibimos todo, sin olvidar incluirnos con bondad.  sí hasta nuestra “última” expiración es el comienzo

La Sabiduría Universal no nos hizo perfectos sino que SOMOS PERFECTOS en LA UNIÓN CONSCIENTE CON ELLA. Aquí se diluye toda mentira y abrazamos con amor la verdad de la misericordia infinita que nos LOGRA únicos, irrepetibles e inmortales.

La expresión instantánea de la perfección  es la UNIÓN Íntima de los 5 Saberes que está libre de los 5 sentidos y de las 5 emociones que distorsionan nuestra percepción de lo real y no responde a jerarquías o grados de verdad. Sólo es bondad  o no lo  es.

AQUI Sencillamente SOMOS PERFECTOS. No es para creerlo sino para VIVIRLO.

Quieres descubrirlo?, ven a yoga, asiste a sanación Holística y a practicar con toda y con todos.

Terapia Holistica Bogotá. celular 317 4247923. franjaom@yahoo.es

Por. Francisco Javier Valenzuela F.  Terapeuta Holístico, certificado I.S.E. 2005, profesor de reflexología academia OMTAO Sorriso Brasil, Profesor de yoga Bogotá.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s