Estudio de uno mismo – 4 formas para llegar a Svādhyāya

8

Por Francisco Javier Valenzuela F.  Terapeuta holistico con  17 años de experiencia, certificado I.S.E 2005,  profesor de reflexología escuela OMTAO Brasil 2011, profesor de yoga Bogotá.

Después de santosa viene svadhyaya

Svadhyaya es autoconocimiento.

El autoconocimiento busca descubrir de que estamos hechos. Que en ultimas es de lo mismo de lo que está hecho el universo. Y De qué esta hecho el universo?  Es una respuesta que no se puede tomar a la ligera, ya que si el autoconocimiento no es asumido con suficiente responsabilidad y autoridad tal como si fuesemos huespedes honorables de este universo sino como refugiados llenos de preocupaciones que realizamos observaciones por la rendija de las cerradura, esto conllevará a generar distorsiones, prejuicios y falsas interpretaciones de lo que somos que se traducen en conflicto, dolor, sufrimiento. De ahí la importancia de asumir con altura e integridad el proceso de autoconocimiento con una guía seria y disciplinada que nos exija la importancia de asumir el manejo de un reino. El reino de vivir como seres universales.

 

La contemplación seria y responsable nos puede ayudar a responder la pregunta. Pero cómo sabemos si estamos usando correctamente estas formas y si lo que estamos contemplando es en verdad de lo que estamos hechos.  Hay dos resultados de la  contemplación que nos lo indican. Si el resultado es “Solidaridad Natural” entonces estamos en lo correcto. Otra manera de decir solidaridad es humildad expandida.  Pero si el resultado  es  “marginación proyectada” entonces estamos contemplando desde la distorsión que conduce al dolor, conflictos internos y sensación de estar separados del universo y de la vida. Contemplar o Meditar así no es conveniente.

 

1a. Forma. Atravesar el Caos. La presentación de estímulos entreverados desde buenos y no tan buenos  no nos permite acercarnos a svadhyaya. La hiperestimulacion somete y esclaviza a la observación serena. Lluvia de caos de pensamientos generan pesadez y se somatisa con dolor en el cuello principalmente- O dolor en plexo solar, espalda o piernas. Se puede contribuir a  corregir enfocando la mente en algo vital, fluido y comprobable, inteligente y eficiente, rítmico y armonioso como lo es la respiración natural o aquello que inspire vida.

 

2a. Forma. Desmontar ojos prestados. Si nos observamos con los ojos de un lejano gurú, un dios ultra-potente y distante, una mirada celosa o  codiciosa es tan peligroso como si nos observamos con los ojos de nuestros propios “yo” inventados. El yo víctima, el yo héroe, el yo adulto, el yo no puedo, etc. que son el Yo con máscaras tan sutiles que casi nunca nos ayudan al auto-conocimiento. Pues dan por sentado que ya “se sabe” de que estamos hechos según miramientos propios o ajenos a la ligera.

 

Observar con duda positiva estos “intrusos” y bondadosa indiferencia es acercarse a svadhyaya, de tal manera que nuestra mente reactiva no nos someta haciéndonos ingenuamente predecibles en medio de la desilusión.

 

3a. Forma. Desmontar la Mente. La auto-observación llena de críticas, juicios, censuras, placeres aparentes, y eslogan de estilos de vida  prestados conducen a desconocernos llenando de prejuicios que distraen de la consciencia serena del aquí y ahora en permanente fluir. Podemos  vernos con los ojos de los seres, pero de aquellos que desde su mirar sereno nos transforman y así nuestro mirar también se transforma y luego sirve de  inspiración, confianza y solidaridad donde vamos.

 

4a. Forma. La Voluntad. La inspiración debe seguir a la voluntad para que sea manifiesta y perenne o sostenible.  Aunque si la autoobservacion es inflexible y sólo se basa en si mismo sin interactuar deja de crecer y de crear. O si, por el contrario,  la voluntad sólo antepone a otros, hace que de si mismo se pierda la confianza. Es importante un amable balance que se logra más que con la práctica con la serena consciencia. El dolor de oido, dolor de brazos o presión de pecho está asociado a ese equilibrio necesario entre nuestras relaciones con el entorno y acerca de qué sí y qué no oír. Si el universo es infinito, nuestro interior también lo es. Por tanto no hay una conclusión definitiva acerca de lo que somos sino un acercamiento perenne a svadhyaya.

Un trote matutino, un abrazo de corazón y reconciliación, una siesta a tiempo, una práctica regular de pranayamas, una terapia de reflexología o terapia Holistica emocional nos puede ayudar a sentir, saber, ver, de qué estamos hechos, a tal punto que la otredad se disuelve progresivamente y nos volvemos unidad, solidaridad, claridad de propósitos y respeto mutuo.

La contemplación que nos conduce al autoconocimiento debe tener la seriedad, serenidad y responsabilidad atendiéndolo como el mejor de los tesoros habidos y no como un juego o una curiosidad.  Y que cualquier conflicto interno se disuelva y se traduzca en solidaridad  abierta y bondadosa como ofrenda al universo que es lo que somos. Y que podamos decir “He conocido al ser infinito que está más allá de las penalidades y desilusiones, solo conociéndolo se escapa a la muerte”

Terapia Holistica

Bogotá celular 317 424 79 23

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s