Las emociones

sdb-birthday-emoticon-ambush-cookies_fave-emoticonsA veces lo que sentimos no son solo sensaciones físicas en el cuerpo, sino emociones fuertes. Los yogis daoistas notaron que nuestras emociones están encapsuladas en nuestros órganos. Nuestros órganos son las casas de nuestras emociones: el corazón contiene amor y exuberancia; nuestro hígado compasión y enojo. Nuestros riñones pueden ser la fuente de miedo y también la fuente de sabiduría. Cada órgano no solo es la casa de las emociones sino que también se ve afectado por su comportamiento. Mucho miedo puede hacer que la energía del riñón disminuya considerablemente.

IMG_0961Los Yogis de la India notaron una correlación entre nuestro cuerpo y el corazón. No te sorprendas si en una práctica de Yin Yoga o cualquier otro estilo, ciertas emociones salgan a flote en plena clase. Esto es parte de la práctica. Así como podemos tener cicatrices físicas, también tenemos cicatrices emocionales que debemos trabajar y cuidar. Las aperturas en las caderas usualmente otorgan sentimientos de frustración, desespero y rabia.  Las aperturas de caderas logran masajear el meridiano de la vejiga y su compañero, el hígado, el cual es el host del enojo entre otros. Doblamientos hacia atrás pueden generar sensaciones de miedo, ansiedad: acá se trabaja profundamente el riñón, host del miedo y la sabiduría entre otros. Si logras aceptar e incorporar el miedo, la sabiduría en ti crecerá. Si puedes soportar tu enojo, la compasión florecerá.

Si estás pasando por un periodo muy emocional, quizás querrás estructurar tu práctica de Yoga para trabajar los meridianos que albergan los órganos y sus emociones. Tristeza y dolor residen en los pulmones, pueden ser trabajados a través de los meridianos ubicados en la parte superior del cuerpo, especialmente en los brazos y los hombros. La preocupación se puede trabajar a través de los meridianos del bazo y el estómago a través de estiramientos en la parte frontal del torso.

Recuerda trabajar en tu límite. No vayas demasiado rápido, demasiado pronto. No tenemos que reaccionar ante las emociones que surgen en nuestra práctica, solo debemos notar que están surgiendo. Asume lo que estás sintiendo y profundiza en tu curiosidad. El Yoga en general y sobretodo Yin Yoga, es permitir, es dejar que fluya la energía como está se encuentre; aceptando en vez de rechazar.

Cuando sanamos el cuerpo también sanamos el corazón. Puedes recuperar el balance emocional a través de tu práctica. El yoga trabaja la persona completa, nuestro cuerpo, corazón, mente y alma.

Ven 7 días seguidos por solo 49 mil pesos a nuestras sedes!  

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s