Auto-consciencia, sobreviviendo a Bogotá y la vida en general

hot yoga, bikram yoga, evolationy yoga colombia

Estar consciente significa prestar atención a nuestras actividades físicas y mentales. Esto lo podemos hacer en cualquier momento y a cualquier hora.

Por ejemplo, podemos estar conscientes cuando caminamos, sí anotamos mentalmente “paso izquierdo, paso derecho”, o “caminando, caminando”…

Este mismo principio lo podemos aplicar en todas las actividades que hacemos a diario como por ejemplo: sentarse, levantarse, acostarse, estirarse, cerrar una puerta, lavarse los dientes, -la lista es infinita.

¿Cuál es el beneficio de hacer esto en Bogotá?  ¿Cuál es el propósito? ¿Por qué debemos tener conciencia de cada cosa que hacemos?

La respuesta es esta. Nuestra mente se encuentra normalmente fragmentada en los hábitos de pensar y divagar; preocupados, estando ansiosos, temerosos, etc. Usualmente, a diario realizamos nuestras actividades comunes intranquilos con nuestros pensamientos. Además, no vivimos en el presente, en el momento.

Los hábitos son difíciles de romper -desde pequeños nos han condicionado a vivir con una mente errante.- y más hoy en día en una ciudad como Bogotá. Si hacemos cálculos sencillos, mínimo perdemos al día 1 hora atascados en los trancones, lo que se traduce en una pérdida anual de 10 días. Si a eso le sumamos el problema de la inseguridad y la contaminación, nos damos cuenta que vivimos en un ambiente hostil.

Cuando  intentamos descubrir y  aplicar el concepto de ser conscientes en momentos comunes, notamos en primera instancia cómo es de difícil hacer el ejercicio tan simple como prestar atención en el momento. Nuestra mente intenta desviarse

Sin embargo, si empezamos a percibir qué tan seguido no somos conscientes en los momentos, estamos de hecho, siendo más conscientes que antes. Anteriormente ni siquiera sabíamos cuando nuestra mente se dispersaba.

Ahora que podemos estar en el presente, y tener mayor consciencia de cualquier cosa que hagamos, podemos empezar a experimentar una especie de paz y claridad mental –necesarios para sobrevivir en Bogotá. Mientras menos la mente esté dispersa, nos vamos volviendo más calmados, tranquilos, relajados…

Nos preocupamos menos. Vivimos más ligeros y los días pasarán con mayor paz. Además, nuestra concentración mental aumenta. La paz y tranquilidad nos beneficia a nivel profesional, púes tendremos la capacidad de ser más analíticos, conscientes y enfocados para tomar decisiones en momentos críticos. Por otro lado, a nivel personal podremos mejorar nuestras relaciones inter-familiares y afrontar los problemas en nuestro diario vivir.

Ser consciente de los pequeños momentos también nos ayuda a la memoria. Es más fácil acordarse de algo cuando estábamos conscientes de hacer la acción.  De esta forma, recordar dónde se quedaron las llaves del carro o si trajimos el celular, en general será mucho más fácil.

Extractos de: Invitation to Insight Meditation by Visuddhacra

Conoce aquí cómo el Hot Yoga te ayuda a respirar mejor y lograr ser auto-consciente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s